La vídeo-vigilancia en centros escolares de menores

Ante el desconocimiento de la legalidad o no de instalar cámaras de seguridad en colegios donde haya menores; en Seguridad SDS queremos mostrar un poco de claridad sobre este asunto haciendo una breve recopilación de los aspectos más importantes que señala al respecto la Agencia Española de Protección de Datos.

 

En primer lugar, la AEPD aclara que la instalación de cámaras de seguridad en colegios de menores está permitida. Siempre y cuando, su fin sea el de controlar conductas que puedan afectar a la seguridad del centro y de los que lo utilizan.

La instalación de estas cámaras de vigilancia sería una medida proporcional y justificada si se cumplen los siguientes requisitos:

  • Que se trate de una medida susceptible a conseguir el objetivo propuesto.
  • Que no exista otra medida más moderada para la consecución de tal propósito con igual eficacia.
  • Que la misma sea ponderada o equilibrada por derivarse de ella más beneficios o ventajas para el interés general, que perjuicios sobre otros vienes o valores en conflicto.

Para entender estos requisitos, pongamos un ejemplo: la instalación de cámaras de seguridad en las puertas de acceso al colegio, supone una medida adecuada para mejorar la seguridad del centro ante posibles secuestros en la salida de los niños.

En cuanto a las zonas o espacios donde se pueden instalar cámaras de vigilancia, la AEPD es clara en la defensa del menor:

  • Especifica que la zona objeto de vigilancia debe ser la mínima imprescindible abarcando espacios públicos como accesos o pasillos.
  • Queda prohibida su instalación en espacios como baños o vestuarios.
  • Salvo en circunstancias excepcionales, no resulta admisible la captación de imágenes con fines de control de asistencia escolar.
  • La colocación de cámaras en zonas de recreo, está permitida si existe una justificación lógica de la existencia de riesgo en la seguridad de los menores.

Sin olvidar nunca que la instalación solo podrá realizarla una empresa instaladora de seguridad correctamente homologada.

Además, el uso de distintivos visuales que informen a los usuarios de la existencia en el centro de un sistema de vídeo-vigilancia instalado, es obligatorio. Así como, la apertura de un fichero que cumpla la normativa del  reglamento LOPD.

De todas estas cuestiones administrativas, será la empresa instaladora la que se encargue de asesorarle.

En definitiva, la instalación de cámaras de vigilancia en centros escolares para adultos o menores, está permitida siempre y cuando se tengan en cuenta unas consideraciones en cuanto a su privacidad.

En Seguridad SDS esperamos haberle ayudado a solventar sus dudas en cuanto a la legalidad o no de la instalación de cámaras de vigilancia en centros escolares de menores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies